Muchos hogares sufren las consecuencias de tener agua denominada “dura”, es decir, aquella que contiene una elevada concentración de minerales como el calcio o el magnesio. El hecho de que se acumule cal y otros minerales en las tuberías acaba provocando averías y afecta al rendimiento de los electrodomésticos de la casa, el sistema de calefacción…

Por eso aquí te contamos los motivos por los que tener un descalcificador doméstico mejora la calidad de tu agua.

 

Principales problemas

Algunos de los principales problemas que presenta el agua con “cal” son:

  • La cal se incrusta en tuberías, duchas, grifos y aparatos domésticos, lo que termina provocando averías y acortamiento de su vida útil.
  • También obliga a un uso elevado de detergentes y suavizantes para obtener ropa limpia.
  • La acumulación de cal en las fibras deja la ropa áspera.
  • El agua con cal hace que tanto el pelo como la piel se reseque.

Solución

Instalando un descalcificador conseguirás:

  • Eliminar la dureza del agua, consiguiendo un agua de gran calidad.
  • Mejorar el sabor del agua.
  • Prolongar la vida útil de tus electrodomésticos, reduciendo posibles costes de reparación.
  • Eliminar los minerales que manchan el baño o la cocina de tu casa.
  • Reducir los problemas de la piel e irritaciones. Tu cuerpo te lo agradecerá, ya que tendrás una piel más suave.
  • Aumentarás además, la eficiencia de los sistemas de calefacción de tu hogar. Por lo que puedes ahorrar hasta un 20% de la factura de tu hogar.
  • Mejorar el rendimiento de tu lavadora. Porque lavar la ropa con agua blanda, alarga su uso considerablemente.

Por estos motivos, deja que el agua descalcificada marque la diferencia en tu hogar o negocio. Nosotros instalamos sistemas domésticos muy compactos y fáciles de colocar.
Ponte en contacto con Ecoytec Aguas y solicita tu presupuesto sin compromiso, ¿a qué esperas?